Entradas Por :

Silvio Dal Buoni

Cultivando para el Futuro

Cultivando para el Futuro 1800 1208 Silvio Dal Buoni

Potenciar Comunidades

Desarrollo de entornos productivos y educativos para la inclusión social y económica de grupos vulnerables.

En alianza con Mitsubishi Corporation y el Municipio de Carlos Casares se instalaron, equiparon y pusieron en funcionamiento emprendimientos hortícolas y frutícolas de pequeña escala.

Datos técnicos

LUGAR: Carlos Casares, Provincia de Buenos Aires, Argentina

ALIADOS: Mitsubishi Corporation, Municipalidad de Carlos Casares, Fundación FLOR y CEA-Centro Educativo Agrario Nro.17.

Según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la agricultura familiar produce el 80 % de los alimentos consumidos en países en desarrollo y, por lo tanto, se posiciona como un sector estratégico para la producción diversificada de alimentos frescos destinados al mercado interno. Al mismo tiempo, genera empleo genuino, aporta a la soberanía alimentaria y a la biodiversidad de los ecosistemas, promueve el asociativismo y el arraigo de la población en los territorios rurales.

Cultivando para el Futuro, surge de una alianza con Mitsubishi Corporation en 2012 como respuesta al deseo en común de apostar al fortalecimiento de la agricultura familiar y comunitaria. Se buscaba incrementar la oferta educativa y formativa en dicha temática al tiempo que, los entornos educativos-productivos instalados, sirvieran para incrementar los ingresos de mujeres, personas con discapacidad y jóvenes en situación de vulnerabilidad social del partido de Carlos Casares.

En este contexto, seleccionaron tres locaciones -dos rurales y una urbana- para desarrollar físicamente entornos productivo-educativos de agricultura familiar y estructurar una oferta complementaria de formación y asistencia técnica.

La iniciativa se desarrolló localmente en alianza con la Municipalidad de Carlos Casares, el Centro Educativo Agrario Nro.17 (CEA 17) y la Fundación Liderazgos y Organizaciones Responsables (FLOR). El CEA 17, junto a la Dirección de Discapacidad del Municipio de Carlos Casares, impartió los cursos, charlas y capacitaciones para que los beneficiarios del proyecto desarrollen las habilidades necesarias tanto para producir en las huertas e invernáculos como para poder armar sus propias huertas, en sus hogares, para autoconsumo y comercialización de frutas y verduras.

La metodología utilizada fue “aprender-haciendo”, que implica la simultaneidad de poner en práctica lo aprendido, mientras se originan y comercializan los productos para incrementar los ingresos de los grupos vinculados al proyecto.

Como resultado del proceso, se instalaron tres huertas a cielo abierto y siete invernáculos (2240 m2 bajo cubierta) para la producción agrícola y frutícola que brinda sustento a 20 familias, al mismo tiempo que sirve de espacio educativo para más de 300 jóvenes de distintas escuelas de la zona.

En la actualidad, la producción comunitaria de frutas y verduras se comercializa principalmente en ferias locales y mediante convenios de proveeduría con instituciones públicas de la comunidad.

¿Cómo potenciamos esta experiencia?

DISEÑAMOS E IMPLEMENTAMOS | estructuramos el modelo de intervención, junto a aliados y actores locales, y acompañamos y monitoreamos la implementación.

EVALUAMOS RESULTADOS | Realizamos evaluaciones para valorar la efectividad de las acciones vinculadas a los componentes de producción y generación de ingresos, inclusión social y educación.

LOGRAMOS LA APROPIACIÓN LOCAL | Definimos e implementamos estrategias de sustentabilidad y de apropiación local para la continuidad en el largo plazo de la iniciativa.

Plataforma de Impacto Colectivo para el Desarrollo Sustentable del Gran Chaco Americano.

Plataforma de Impacto Colectivo para el Desarrollo Sustentable del Gran Chaco Americano. 1800 1208 Silvio Dal Buoni

Potenciar Comunidades

Plataforma de Impacto Colectivo para el Desarrollo Sustentable del Gran Chaco Americano.

El Futuro Está en el Monte promueve el desarrollo social, económico, ambiental y cultural del Gran Chaco Americano – En la actualidad alcanza a 90 organizaciones de base y beneficia a 4.000 emprendedores y emprendedoras de 60 comunidades indígenas y campesinas de la región.

Datos técnicos

LUGAR: Provincias de Chaco, Formosa, Jujuy, Santiago del Estero, Salta y Tucumán (Argentina), Bolivia y Paraguay.

ALIADOS: Fundación Gran Chaco, ACDI, Fundación AVINA, MATRIARCA, COOPSOL, Banco Interamericano de Desarrollo (BID LAB) – Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Inter-american Foundation (IAF), Redes Chaco, SGP (Programa de Pequeñas Donaciones), FONCAP, Alma Nativa, Unilever, Samsung Electronics Argentina, Fundación Banco Nación, Gobierno de la Provincia de Formosa, Gobierno de la Provincia de Chaco, Gobierno de la Provincia de Salta, Gobierno de la Provincia de Tucumán, Gobierno de la Provincia de Santiago del Estero.

El Gran Chaco Americano se extiende por cuatro países (Argentina, Bolivia, Paraguay y Brasil), representa la segunda región boscosa más extensa de América Latina y el mayor bosque seco continuo del mundo.
Este gran bioma, de importancia ambiental global, es además el hogar de un inmenso mosaico de culturas que sostienen fuertes lazos con el entorno natural el cual se constituye, muchas veces, como su principal fuente de vida.

Sin embargo y, a pesar de su relevancia, esta región se encuentra entre las zonas más vulnerables de nuestro continente. El deterioro ambiental y la vulnerabilidad climática se combinan con altos niveles de aislamiento, exclusión y pobreza de decenas de comunidades indígenas y criollas.

Desde sus orígenes distintas organizaciones de base -asociaciones campesinas e indígenas-, emprendedores locales, empresas, dependencias gubernamentales y universidades, convergen estratégica y operativamente en “El Futuro Está en el Monte” para visibilizar los principales problemas y oportunidades de desarrollo del Gran Chaco americano, compartir información y conocimientos e implementar proyectos concretos de gestión asociada en beneficio de las comunidades más postergadas de la región.
El Futuro está en el Monte impulsa en la región del Gran Chaco americano modelos de negocios que promuevan un desarrollo sustentable, competitivo e inclusivo, a través de la puesta en valor del capital natural y cultural, combinando la innovación con los saberes locales. Durante los últimos 10 años de trabajo se implementaron más de 140 proyectos de triple impacto y se co-invirtieron, desde la plataforma, $USD 20
.327.000.
Los recursos movilizados y canalizados se destinaron al fortalecimiento de las cadenas productivas más importantes -forestales, ganaderas, madereras y no madereras, apícolas y de artesanías- y al financiamiento de iniciativas de desarrollo comunitario, fortalecimiento organizacional, acceso a agua, acceso a créditos y desarrollo tecnológico.

Esta iniciativa es co-gestionada por la Asociación Cultural para el Desarrollo Integral (ACDI), Fundación AVINA, Fundación Gran Chaco, MATRIARCA, COOPSOL y POTENCIAR y cuenta con el apoyo de numerosas organizaciones públicas, privadas y sociales.

Más info en elfuturoestaenelmonte.org

¿Cómo potenciamos esta experiencia?

INTEGRAMOS EL GRUPO PROMOTOR | Formamos parte del grupo de organizaciones que impulsa y co-gestiona la plataforma de impacto colectivo.

DISEÑAMOS HERRAMIENTAS DE GESTIÓN COMPARTIDA | Sistematizamos el Modelo de Intervención y el modelo de gobernanza de la iniciativa.

MONITOREAMOS Y EVALUAMOS | Diseñamos y gestionamos el sistema de monitoreo y evaluación de impacto de la iniciativa y el sistema -plataforma tecnológica compartida- para la gestión de datos e información.

PROMOVEMOS LA INCLUSIÓN FINANCIERA | Coordinamos operativamente el eje transversal de “Proyectos de Inclusión Financiera y Acceso al Crédito”.

DISEÑAMOS MODELOS DE NEGOCIOS INCLUSIVOS | Desarrollamos los modelos de negocio de las cadenas productivas priorizadas y trabajamos para movilizar inversiones sociales hacia la región.

MAPEAMOS y ANALIZAMOS REDES | Realizamos el mapeo y “análisis de interacción” de más de 280 actores locales vinculados a la iniciativa “Gran Chaco PROADAPT” (Adaptación al Cambio Climático).

DESARROLLAMOS ESTUDIOS DE CASOS | Sistematizamos y diseñamos la estrategia de replicabilidad y escalamiento de la iniciativa “Gran Chaco Nanum Village” (Acceso, Alfabetización Digital y Apropiación Estratégica de TICs).

El poder de hacer juntos: ¿Cómo trabajar en una misma dirección, alcanzar resultados superadores y no frustrarse en el intento?

El poder de hacer juntos: ¿Cómo trabajar en una misma dirección, alcanzar resultados superadores y no frustrarse en el intento? 600 600 Silvio Dal Buoni

Las Organizaciones de la Sociedad Civil, el Estado y las empresas, vienen constituyendo alianzas desde hace ya mucho tiempo y, cada vez con mayor frecuencia y desde distintos espacios, se destaca la necesidad de trabajar de forma mancomunada para resolver los problemas más importantes de nuestro tiempo. Generar redes colaborativas de múltiples actores que además resulten efectivas y sustentables no es tarea sencilla, pero con intencionalidad, cierta rigurosidad metodológica, recursos económicos y técnicos y perseverancia, se puede generar un gran impacto. Casi siempre, las propuestas de articulación logran un alto grado de adhesión inicial.

¿Qué organización, comprometida con el bien común y con el desarrollo sustentable de su país, se opondría a reunirse con otras para luchar contra la pobreza, la exclusión y la desigualdad? Todavía más, ¿se negarían a sumarse si la propuesta tuviera que ver, además, con idear de manera participativa un plan concreto con una serie de objetivos más tangibles, orientados, por ejemplo, mejorar las condiciones de vida e incrementar las oportunidades de los niños y niñas de nuestro país? ¿Y si la propuesta tuviera que ver con trabajar en perspectiva multisectorial y muldisciplinaria en aquellas comunidades más vulnerables y postergadas?

Pocas organizaciones, políticos, funcionarios públicos, universidades, líderes sociales o empresarios comprometidos estarían dispuestas a dejar pasar la oportunidad, de al menos intentar, resolver de manera conjunta algunos de los retos más importantes y de larga data que no hemos sido capaces de resolver en solitario. Sin embargo y lamentablemente, luego del impulso inicial y de los anuncios, pocas veces este tipo de alianzas resultan sostenibles o alcanzan resultados significativos y superadores para la ciudadanía.

Por un lado, algunas iniciativas conjuntas bien intencionadas no impactan, no transforman o no llegan con mayor potencia, a donde se proponen llegar. Por otro lado, los efectos y los resultados alcanzados, no siempre pueden ser identificados ni mucho menos atribuidos, de manera directa, al accionar mancomunado de las organizaciones que conforman las alianzas. Es decir, las iniciativas conjuntas, a veces, alcanzan los mismos resultados que hubieran alcanzado las organizaciones trabajando en solitario (pero realizando un esfuerzo extra de colaboración).

En algunas oportunidades, se generan a partir de un desafío en común, redes de colaboración más simbólicas que operativas que no cuentan ni con las capacidades, ni con los recursos, ni con la legitimidad suficiente para alcanzar resultados de incidencia colectiva, y mucho menos en perspectiva de largo plazo.  Asimismo, se diseñan de manera conjunta e incluso con la participación directa de los beneficiarios distintos planes que, sin embargo, pocas veces se implementan.

Sucede también que, en la mayoría de los casos, no existe una organización responsable de sostener y administrar el proceso de gestión asociada y luego de transitar las etapas de diálogo, de conformación de las alianzas y de ideación, prevalecen las lógicas e intereses sectoriales, se diluyen los esfuerzos, se dispersan los recursos y las iniciativas que tal vez si se concretan, pierden conexión con los objetivos de plan original de articulación.

Si bien se ha avanzado mucho en la búsqueda de soluciones conjuntas, los problemas más acuciantes de nuestro país en materia social, económica y ambiental son, en su mayoría los mismos, complejos y fuertemente interconectados. Para afrontarlos, no basta con generar una visión compartida, sumar muchos actores y voluntades detrás de una idea, diseñar un plan común o incrementar los recursos disponibles.

Trabajar con otros es complejo, y cuando los resultados no son positivos se generan frustraciones, por ello, quien sea que asuma la responsabilidad de liderar un proceso de articulación, los propios actores vinculados al mismo y, por supuesto, los destinatarios deben estar dispuestos a trabajar en igualdad de condiciones, a transparentar y a compartir puntos de vista, posiciones e intereses, discutir las estrategias individuales a la luz de los desafíos comunes, identificar espacios concretos donde resulte posible y deseable complementarse, asumir nuevas responsabilidades y, generalmente, invertir más recursos y tiempo en el sostenimiento de la red que se está tejiendo.

De una experiencia de gestión asociada bien diseñada y bien implementada, además de obtenerse un mayor impacto deberían surgir mejores organizaciones, mejores empresas y mejores gobiernos. Para ello, resulta necesario -además de dialogar, sumar o articular, avanzar hacia la implementación de iniciativas concretas, realistas, viables y evaluables de co-creación, co-innovación, co-inversión y sobre todo de co-gestión. Haciendo el esfuerzo de transformar, al mismo tiempo, de manera consciente y planificada, la naturaleza misma de los actores que deciden articularse y sus dinámicas tradicionales de relacionamiento.

Desarrollo Comunitario en El Sosneado, Mendoza, Argentina

Desarrollo Comunitario en El Sosneado, Mendoza, Argentina 1800 1208 Silvio Dal Buoni

Potenciar Inversión Social

Centro para el Desarrollo de El Sosneado

En alianza con la Fundación Williams y Sominar S.A se facilitó un proceso de desarrollo comunitario que tuvo por objetivo generar espacios de diálogo y diseño participativo y gestión asociada de proyectos de desarrollo local.

Datos técnicos

Lugar: El Sosneado, Departamento de San Rafael, Provincia de Mendoza (Argentina)

Aliados: Somniar S.A y Fundación Williams

La comunidad de “El Sosneado”, distrito rural perteneciente al Departamento de San Rafael, Provincia de Mendoza, cuenta con una población aproximada de 1000 habitantes (500 habitantes del Barrio Thomas Williams y 500 puesteros, cuyas viviendas se encuentran dispersas en el espacio rural).

En este contexto, a través de un ciclo de encuentros comunitarios, orientados a identificar de manera conjunta las principales problemáticas y oportunidades del territorio, construir una visión compartida de desarrollo y elaborar una agenda de temas de interés común, se co-diseñó como principal proyecto la construcción de un “Centro para el Desarrollo de El Sosneado”, con el objetivo central de lograr una mayor integración e inclusión en materia económica, social, ambiental y cultural en pos del desarrollo sustentable.

El Centro para el Desarrollo de El Sosneado se propuso funcionar como un espacio catalizador del Desarrollo Territorial a nivel local, considerando el abordaje de los siguientes componentes: Social (mejorar las condiciones de vida de la población, fomentar la ampliación del capital social y el fortalecimiento de los lazos comunitarios uso de aplicaciones digitales para garantizar el acceso, la alfabetización digital y la apropiación estratégica de las TICs por parte de los pobladores locales), Económico (generar emprendimientos productivos y/o de servicios capaces de garantizar nuevas fuentes de ingresos para los pobladores locales, en línea con el turismo como principal oportunidad identificada a nivel comunitario, tanto por la ubicación estratégica de El Sonseando como por los múltiples atractivos naturales que la localidad ofrece) y Ambiental (fomentar el aprovechamiento de los recursos naturales de El Sosneado, promover energías renovables con el sector académico y promover la formación en materia de recursos naturales disponibles).

¿Cómo potenciamos esta experiencia?

DIAGNÓSTICO COMUNITARIO PARTICIPATIVO | Realizamos un diagnóstico con vecinos, vecinas y organizaciones locales para identificar temas comunes de interés que potencien el desarrollo local.

PROPICIAMOS EL DIÁLOGO Y LA APROPIACIÓN COMUNITARIA | Facilitamos e implementamos procesos de diálogo y planificación participativa tendientes a la integración social y a la definición de estrategias, proyectos e iniciativas viables de ser implementadas de manera asociada para abordar las problemáticas y oportunidades identificadas como prioritarias.

MAPEAMOS ACTORES LOCALES | Mapeamos de manera participativa el ecosistema de actores locales y no locales capaces de involucrarse en el proceso de desarrollo de la comunidad y movilizamos recursos para potenciarlo.

BRINDAMOS ASISTENCIA PARA INICIATIVAS DE TRIPLE IMPACTO | Acompañamos el diseño y la implementación de iniciativas de impacto comunitario.

EVALUAMOS RESULTADOS Y SISTEMATIZAMOS | Evaluamos, monitoreamos avances, elaboramos informes y sistematizamos la experiencia y los aprendizajes de la experiencia.

Potenciar

[posse, -ntia] Latín

“Comunicar fuerza o energía a una cosa o incrementar la que ya tiene”.

“Aumentar el poder o la eficiencia de una cosa”.

¡Decinos hola!

contacto@potenciar.org.ar

Ciudad de Buenos Aires,
Argentina.

#ElPoderDeHacerJuntxs

Seguinos en:

Imágenes
Novedades
Inspiración
Música